Antecedentes e Historia  

Diferencia entre educación superior universitaria y educación superior tecnológica

¿Por qué se hace una diferencia entre la educación superior universitaria y la educación superior tecnológica? Para una mejor comprensión de la respuesta a esta pregunta es necesario saber que la tecnología se define como un conjunto de teorías y de técnicas que permiten el aprovechamiento práctico del conocimiento científico, y también se le llama así al conjunto de instrumentos y procedimientos industriales de un determinado sector o producto. 

El término “tecnológica” se refiere a lo perteneciente o relativo a la tecnología; así que educación superior tecnológica es aquella que está enfocada a la puesta en práctica de los conocimientos científicos y que le permite al egresado desarrollar un trabajo determinado. En este tipo de educación se privilegia uno de los postulados señalado por Jaques Delors que es el “saber hacer”. Esto no quiere decir que se dejen de lado los otros aspectos, ya que la educación superior tecnológica debe desarrollar armónicamente todas las facultades del ser humano, tal y como lo señala el Artículo Tercero Constitucional. 

 
Origen, evolución y desarrollo de la educación superior tecnológica

El origen de la educación tecnológica en México se remonta a la época colonial. En 1778 se creó la Escuela de Grabado; en 1783, la Real Academia de San Carlos de las Nobles Artes de la Nueva España y el Jardín Botánico en 1788. El Real Seminario de Minería, llamado también Colegio Metálico, se inauguró en 1792 y marcó la institucionalización de la enseñanza científica y tecnológica en México. En 1832 se fundó la Escuela de Agricultura. 

En la época independiente sobresale el establecimiento de la Escuela Nacional de Artes y Oficios, creada en 1856; ésta es el antecedente remoto de la Escuela Superior de Ingeniería Mecánica y Eléctrica (ESIME) del Instituto Politécnico Nacional (IPN). 

En los años posteriores a la Revolución Mexicana, la educación superior tecnológica entró en un franco desarrollo. En 1916 se creó la Escuela Nacional de Industrias Químicas, y en 1922 se estableció la Escuela Técnica de Maestros Constructores, que es el origen de la Escuela Superior de Ingeniería y Arquitectura del IPN. 

Un año muy especial para la educación superior tecnológica fue 1936, ya que se fundó el Instituto Politécnico Nacional (IPN), siendo presidente de la República Lázaro Cárdenas y el Ing. Juan de Dios Bátiz Paredes, jefe del Departamento de Enseñanza Técnica de la SEP. El lema del IPN es: La Técnica al Servicio de la Patria. 

Los primeros tecnológicos surgieron en 1948 con la creación de los de Durango y Chihuahua. En 1957 se establecieron los Institutos Tecnológicos de Orizaba y del puerto de Veracruz. En 1990 iniciaron labores los institutos tecnológicos descentralizados. Un año después, en 1991, fueron fundadas las tres primeras universidades tecnológicas, con la creación de las unidades de Aguascalientes, Nezahualcóyotl y Tula-Tepeji. 

Breve reseña histórica de las Universidades Politécnicas

El Dr. Gustavo Flores Fernández, que fue coordinador nacional de las Universidades Politécnicas, relató que la primera institución de este tipo fue la de San Luis Potosí, en 2001. En 2014 ya operan 57 Universidades Politécnicas en 24 estados de la República Mexicana, tal y como se observa en el siguiente cuadro:

Cuadro 1. Número de Universidades Politécnicas según entidad federativa

Fuente: CGUTyP, 2014.

El modelo educativo de las Universidades Politécnicas, está alineado con las principales líneas de trabajo derivadas de los acuerdos de Bolonia, que dieron origen al Espacio Europeo de Educación Superior y al proyecto Tuning de América Latina[1]; en consecuencia, las características de este modelo son: educación basada en competencias y centrado en el aprendizaje, créditos en función del trabajo del alumno, evaluación integrada al aprendizaje de las competencias y acreditación de la calidad de sus programas académicos.

 

Se le denomina así “Tuning”, que en inglés significa sintonización, porque busca los puntos de convergencia entre las instituciones de educación superior. En el marco de este proyecto se diseñó una metodología para la comprensión del currículo y para hacerlo comparable. Como parte de esa metodología se introdujo el concepto de resultados del aprendizaje y competencias, en el marco de la globalización.

 

Las universidades politécnicas tienen como objetivo dar respuesta a las necesidades sociales de formar profesionistas de forma integral, dotándolos de las competencias necesarias para integrarse en forma eficiente al mercado laboral. Se pretende que los alumnos adquieran capacidades generales para aprender y actualizarse; para identificar, plantear y resolver problemas; para formular y gestionar proyectos; y para comunicarse efectivamente en español y en inglés. Busca favorecer el aprendizaje a través de situaciones reales, que se reflejen en los contenidos de los programas y en su desarrollo pedagógico. Las características del modelo educativo de las universidades politécnicas:

  • Programas educativos pertinentes.

  • Diseño curricular basado en competencias.

  • Proceso de enseñanza-aprendizaje significativo.

  • Diversidad de estrategias de enseñanza y de aprendizaje.

  • Materiales didácticos orientadores de alumnos y profesores.

  • Mecanismos efectivos de evaluación de los aprendizajes.

  • Profesores competentes en generar y aplicar el conocimiento, y en facilitar el aprendizaje de los alumnos

  • Sistemas de asesoría y tutoría.

  • Gestión institucional para la mejora continua.[2]

 

[1] Bravo Salinas Néstor H., Competencias proyecto Tuning-Europa, Tuning-América Latina, enhttp://www.cca.org.mx/profesores/cursos/hmfbcp_ut/pdfs/m1/competencias_proyectotuning.pdf, consultado el 15 de octubre de 2015.

[2] CGUTyP, Modelo Educativo del Subsistema de Universidades Politécnicas,http://www.upvm.edu.mx/archivos/UPVM_PDF_MODELO.pdf, consultado el 16 de enero de 2015.

 
 
El rol de las Universidades Politécnicas en México

Las Universidades Politécnicas se crearon en 2001 con la finalidad ampliar la cobertura, al ofrecer opciones de licenciatura y posgrado pertinentes a las necesidades de desarrollo de las entidades federativas. Su enfoque educativo es flexible y centrado en el aprendizaje, con el objeto de que los estudiantes adquieran actitudes que les permitan el aprendizaje a lo largo de la vida. Sus programas educativos están diseñados con base en competencias, entendidas como los conocimientos, habilidades, destrezas y actitudes necesarias para que el egresado pueda integrarse en cualquier mercado laboral. 
 
Las Universidades Politécnicas pretenden ser reconocidas por la sólida formación técnica y en valores de sus egresados; altas tasas de titulación; profesores competentes en la generación, aplicación y trasmisión del conocimiento, capaces de organizarse en cuerpos académicos; carreras pertinentes con alta demanda en los sectores productivos; instrumentos adecuados para la evaluación de la enseñanza y el aprendizaje; servicios eficaces para la atención de la comunidad estudiantil; infraestructura moderna y suficiente para apoyar la labor docente; sistemas de gestión de la calidad basados en procesos; servicio social articulado con los objetivos de los programas educativos; vinculación eficaz con las empresas del entorno, y en la formación de los estudiantes se pondrá énfasis en el aprendizaje del inglés, de manera que puedan competir en el mercado creciente de integración internacional. 
 
En cuanto a la investigación y desarrollo tecnológico, las Universidades Politécnicas se caracterizan por la asimilación, transferencia y mejora de tecnologías existentes, por ello los programas y proyectos educativos se formulan a partir de necesidades de desarrollo estatal y regional, lo cual sirve de apoyo a la formación estudiantil mediante estancias y estadías concertadas con las empresas, que les permite mejorar sus capacidades para el ejercicio de sus profesiones.
 
Un rasgo característico de las Universidades Politécnicas es la preservación y difusión de la cultura, haciendo énfasis en la cultura tecnológica. Para tal efecto se desarrollan asesorías, cursos, exposiciones y publicaciones. Se pretende también fortalecer la colaboración interinstitucional mediante redes de trabajo académico, de alcance estatal, nacional e internacional, de tal forma que se facilite la movilidad tanto de alumnos como de docentes.
 
Las carreras profesionales son intensivas y se dividen en periodos cuatrimestrales, por lo que la duración de estudios es de tres años y cuatro meses. El estudio del idioma inglés es obligatorio. Las competencias de los alumnos se examinan a través de dos estancias y una estadía profesional. La primera estancia se realiza al concluir el primer año de estudios. La segunda al finalizar el segundo año. 

La última práctica se denomina estadía profesional, dura cuatro meses y se presenta tras aprobar la totalidad de las asignaturas del plan de estudios. Las Universidades Politécnicas cuentan con una Junta Directiva, como órgano de gobierno, además de un Consejo Social, responsable de supervisar la actividad económica y el desempeño de los servicios de la institución. Cuentan también con un Consejo Consultivo que asesora en materia académica y un Consejo de Calidad que se encarga del aseguramiento de la calidad de los procesos.

La Universidad Politécnica de Apodaca

El Gobierno del Estado de Nuevo León expidió el decreto número 126, por el que se expidió la Ley que crea la Universidad Politécnica de Apodaca, mismo que fue publicado en el Periódico Oficial del estado 29 de noviembre de 2010.

 

Señala en el Artículo 3º que “La Universidad tendrá por objeto:

  1. Impartir educación superior en los niveles de Licenciatura, Especialización Maestría y Doctorado, así como cursos de actualización en sus diversas modalidades, incluyendo educación a distancia, para preparar profesionales con una sólida formación científica, tecnológica y en valores, conscientes del contexto nacional e internacional, en lo económico, político, social, del medio ambiente y cultural;

  2. Llevar a cabo investigación aplicada y desarrollo tecnológico, pertinentes para el desarrollo económico y social de la región, del Estado y del País;

  3. Difundir el conocimiento y la cultura a través de la extensión universitaria y la formación a lo largo de la vida;

  4. Prestar servicios tecnológicos y de asesoría, que contribuyan a mejorar el desempeño de las empresas y otras organizaciones de la región y del Estado, principalmente;

  5. Impartir programas de educación continua con orientación a la capacitación para el trabajo y al fomento de la cultura tecnológica en la región y en el Estado; y

  6. Cumplir con cualquier otro que le permita consolidar el modelo educativo con base en competencias.”[1]

 

La Universidad Politécnica de Apodaca inició operaciones en 2011 con tres programas de Profesional Asociado y tres de licenciatura: Ingeniería en Sistemas Computacionales, Ingeniería en Aeronáutica e Ingeniería en Diseño Industrial, atendiendo a 101 alumnos. En el ciclo escolar 2012-2013 la matrícula fue de 242 estudiantes. En el ciclo escolar 2013-2014 fue de 308 alumnos y en 2014-2015 la matrícula ya rebasa los 450 alumnos.

 

[1] Gobierno del Estado de Nuevo León, Ley que crea la Universidad Politécnica de Apodaca, Periódico Oficial del 29 de noviembre de 2010.

 
NL.png
SEP.png
CSocial.png
CGUTyP.png
Apodaca.png
Logos en Partes.png